Por Nelson Ventura. CNP 26.471
Puerto Ayacucho 31/3/24.
Las comunidades indígenas en el Municipio Atures están hastiadas de sufrimientos y mala vida, ya no es como antes, sienten que los han engañado, comentan los parientes, que vienen a vender algunos productos para la subsistencia.
Una hermana piaroa consultada por El Ayacuchano dijo que con el mañoco que vende, no le alcanza ni para el transporte, ahora la vida está complicada.
Queremos trabajar y cobrar bien, no necesitamos que nos den nada, queremos que nuestro dinero rinda que el salario sirva para algo que podamos venir al pueblo a comprar lo que se nos antoje.
Un profesor bilingüe que baja al pueblo desde su comunidad ,casi todos los días y muchas veces tiene que pedir a algún amigo cinco o diez pesos para el transporte, lo que gana no me alcanza, relató.
Es la reflexión de hermanos indígenas que están cansados de la situación de precariedad que viven, donde el dinero vale muy poco, no cuentan con servicios públicos eficientes, el transporte es malo, no tienen agua potable, la luz es muy escasa.
Trabajan el conuco, la recolección y producen casabe, mañoco, catara y otros productos que venden en el suelo porque pese a que Puerto Ayacucho tiene 100 años no cuenta con un lugar decente e higiénico para ellos vender, dijeron los hermanos indígenas consultados. Tal vez porque las autoridades andan de revolución, decimos.

Por Web Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *