El 08 de Marzo es el Día Internacional de la Mujer, establecido por Las Naciones Unidas (ONU). Dice la historia que en 1857, 129 mujeres obreras textiles de la Fábrica Cotton de Nueva York. USA. Perdieron la vida en un incendio cuando realizaban una huelga exigiendo mejoras salariales y condiciones de trabajo justas. Hasta entonces la participación de la mujer era indiferente, han sido largas las luchas por alcanzar la igualdad con el sexo opuesto, cuestión que sigue siendo una ilusión en algunos países. Aún no se ha logrado, según un informe del Banco Mundial 2022. (Publicado por EPTV Marzo, 04, 2024), afirma que aún no hay igualdad entre hombres y mujeres en el Mercado laboral y que países con economías desarrolladas discriminan e impiden a las mujeres emprender o trabajar en igualdad de condiciones que los hombres, y que las féminas sólo alcanzan al 64% de la protección legal que ampara al hombre (Econ.Lermit Gill, economista en jefe del Grupo Banco Mundial ) Tales conclusiones nos hacen reflexionar seriamente. Es evidente que la mujer es potencialmente igual al hombre y el rol que ejerce en la sociedad como madres en muchos casos madres solteras es incomparable, ellas son maestras, psicólogas, administradoras, militares, bedeles aseadores, niñeras, enfermeras, lavanderas, camareras, cocineras, y pare de contar por qué conducir esa empresa llamada Familia, donde debe prevalecer el amor, los valores éticos y morales los principios sociales que se dan a los hijos, desde que se engendran no los pueden comprar, esos están inmersos dentro de su ser como algo natural, por supuesto, hay excepciones, atípicas. Las mujeres de Venezuela, son extremadamente inteligentes, estudiosas, luchadoras, responsables, amorosas con sus hijos y les inculcan el espíritu de lucha perseverancia para alcanzar movilidad profesional y social. Tal vez en los actuales momentos por la situación del país en cuanto a la Educación Formal, con la baja calidad. Existe impotencia e insatisfacción para quienes no pueden ir a una escuela privada. Lo que genera descontrol social en las familias con niños y jóvenes que desertan de las escuelas, presentando problemas de conducta y personalidad o enfrentarse al mercado laboral ejecutando cualquier actividad, exponiéndose a todo los peligros que esto implica, ayudar a sus padres en el mantenimiento de la familia. A pesar de los problemas las mujeres seguirán por siempre siendo el eje principal de la sociedad, trabajar en la calle y arreglárselas de mil maneras para ser madres y conducir sus hijos por los mejores senderos. En el Estado Amazonas tenemos el honor de contar con las mujeres indígenas, quienes tienen que enfrentarse a una lengua y cultura diferente a la de su origen familiar, este punto debería ser motivo de investigación para colaborar en los nuevos retos tecnológicos del modernismo actual.

Por Web Admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *